No sabía que estaba pasando, entraste rápidamente por la puerta principal, eso era un poco inusual, comenzaste a batir las cosas, hablabas entre dientes y no podía entender lo que decías.
Por suerte yo te conozco muy bien, sé como ayudarte para calmarte. Te tomé de la mano y comencé a acariciarte el pelo, hasta que te rodee con mis brazos y te susurre al oído
- Tranquila!
Tu ritmo cardíaco bajo, tus músculos (que estaban tensos) se relajaron, tu expresión facial tomo un tono mas amigable.

Luego de un rato de silencio, me di cuenta que no me contarías que había pasado, que no me contarías a que se debía todo ese escándalo, y que todo eso solo seria algo que iba a quedar en el pasado.

Cada uno de los errores de Helena.

         Anthony Delgado. 

Helena corría desesperada por la calle …., comenzó a sudar y sintió como se desplazaba una gota de sudor por la mejilla, en ese momento ya no sentía sus piernas. Era tanta la adrenalina y la euforia en ese momento que no dejaba de correr ella solo quería llegar a su destino.

Cada uno de los errores de Helena.

             Anthony Delgado